Sonidos submarinos no identificados

Al hablar de estos temas, se corre el riesgo de que pueda parecer que hay gusto por las explicaciones paranormales, conspiranoicas o zoocriptológicas. Nada más lejos, en mi caso. He encontrado este tema por casualidad, he visto que la página de la Wikipedia no estaba traducida al castellano y me he animado a hacerlo yo misma mientras buscaba más información en internet. Si, cuando empecé a escribir, hubiera descubierto el texto tan completo y bien documentado de Freakallan (ver “Fuentes”), seguramente no habría llegado a escribirlo yo misma (él ya lo dice todo y mucho mejor).

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) es una organización estadounidense con unas actividades muy diversas: según su página web, traza pronósticos meteorológicos, alerta sobre tormentas de gran magnitud, realiza observaciones climatológicas y presta asesoramiento en cuestiones como el comercio marítimo, la gestión de los recursos pesqueros o la recuperación del litoral.

Una serie de hidrófonos (micrófonos submarinos) desplegados por el Pacífico ecuatorial les ayuda en algunas de estas labores. Situado en las costas de América del Norte y las Indias Occidentales Británicas, el llamado Sistema de Vigilancia Sónica (SOSUS, por sus siglas en inglés) es una reliquia militar estadounidense que rastreaba submarinos soviéticos durante la Guerra Fría. Actualmente, la NOAA utiliza estos hidrófonos para observar la actividad sísmica submarina, el sonido del desplazamiento del hielo y las migraciones y poblaciones de los mamíferos marinos.

Las estaciones de escucha se encuentran a cientos de metros bajo la superficie del océano, a una profundidad donde las ondas sonoras se propagan por una capa de agua conocida como el “canal de sonido profundo”. La temperatura y la presión de esta capa permite que las ondas sonoras se propaguen a lo largo de miles de kilómetros sin dispersarse:

En 1943, Maurice Ewing y J.L. Worzel de la Universidad de Columbia realizaron un experimento para probar una teoría propuesta por Ewing varios años antes. Ewing defendía que las ondas de baja frecuencia, que son menos vulnerables que las frecuencias más altas a la dispersión y absorción, deberían poder recorrer grandes distancias, siempre que la fuente de sonido se haya colocado correctamente. Para su investigación, estos científicos provocaron la explosión dentro del agua de 1 libra (0,450 gramos) de TNT. Esta explosión realizada en las Bahamas fue detectada sin problemas por receptores situados a 3.200 kilómetros (2.000 millas) de distancia en la costa de África occidental.

Beyond Discovery: un canal de sonido, de The National Academies

Pues bien, desde que la NOAA comenzó a trabajar con el instrumental de SOSUS para sus fines científicos y comerciales, viene registrando sonidos cuyo origen, por el momento, es desconocido. Se especula con varios posibles emisores: actividad volcánica, icebergs o incluso animales aún no descubiertos. Añado a continuación la información traducida y los archivos sonoros de los más conocidos. Para que sean audibles, las velocidades han sido aumentadas 16 veces, salvo la del registro denominado “Upsweep”, cuyo aumento es de 20x:

Bloop

El sonido fue registrado en varias ocasiones durante el verano de 1997. Su frecuencia se elevaba rápidamente a lo largo de un minuto y su amplitud hizo que fuera registrado por múltiples sensores, a una distancia de más de 5.000 km de su punto de origen. El Dr. Christopher G. Fox, de la NOAA, descarta una fuente artificial (un submarino o una bomba) o geológica (volcanes, terremotos). Aunque las probabilidades de que sea biológico son altas, es varias veces más intenso que el de la ballena azul (el animal que emite el sonido más potente del planeta) y sigue siendo diferente a todos los sonidos cuyo origen sí se conoce.

Aunque hay quien sugiere al calamar gigante como explicación, Phil Lobel, biológo marino de la Universidad de Boston, argumenta que “los cefalópodos no tienen cámaras de aire, por lo que no es posible que emitan ese sonido. No nos podemos cerrar a ninguna posibilidad, pero lo dudo”.

Julia

El sonido “Julia” se grabó el 1 de marzo de 1999. Fue lo suficientemente potente como para ser registrado por todos los hidrófonos desplegados en el Pacífico ecuatorial.

Slow Down

Se grabó el 19 de mayo de 1997. Su nombre se debe a que su frecuencia va disminuyendo progresivamente a lo largo de 7 minutos. Una de las hipótesis sobre su origen es el movimiento del hielo antártico, ya que su espectrograma se asemeja al que produce una superficie friccionando sobre otra, por lo que podría deberse a la fricción del hielo sobre la tierra. Fue recogido por hidrófonos que se encontraban a 2.000 km de distancia y no ha vuelto a escucharse desde entonces.

Train

El sonido, grabado el 5 de marzo de 1997, se eleva hasta una frecuencia casi constante. No se dan más datos sobre él, salvo que se piensa que podría deberse al contacto de las corrientes con montañas submarinas.

Upsweep

Este sonido ya estaba presente cuando el sistema de hidrófonos comenzó sus grabaciones, en agosto de 1991. Consiste en una larga serie de sonidos de banda estrecha de tendencia ascendente, cada uno de los cuales dura varios segundos. El nivel de la fuente es lo suficientemente alto como para ser registrada en todo el Pacífico.

Parece ser una manifestación estacional que alcanza picos durante la primavera y el otoño, pero no está claro si se debe a cambios en la fuente o a cambios estacionales en el entorno en el que se propaga. El  origen se encuentra cerca de un punto de probable (aunque aún no demostrada) actividad volcánica y podría deberse a una columna de agua entrando en contacto con un depósito de lava. Según algunas fuentes, se oyó por última vez en 1994.

Whistle

El único de estos sonidos que fue registrado por un solo hidrófono, el 7 de julio de 1997. Lo que se escucha en la banda más baja (entre 1Hz y 6Hz) es el “rasgueo” que produce el anclaje del hidrófono al ser movido por las corrientes marinas.

Fuentes:

¿Tienes algún comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s